Antorcha Primigenia

Bronce a la cera perdida en base de mármol.
43 x 21 x 23 cms.
Base 20 x 30 x 4 cms.

 

En la naturaleza lo vemos en las hogueras consumiendo los bosques. Haciendo una crisis en el ecosistema.

En nosotros lo encontramos en lo que nos apasiona, en el motor que nos lleva a lograr metas, en las intensidades del sentir, de amar, de entregarse y de consumirse.

En un nivel elevado lo encontramos en ese fuego que nos lleva a buscar lo divino, que transforma el espíritu y por lo tanto las actitudes porque el cuerpo no concuerda con el brillo del  espíritu.

Un tronco consumiéndose en carbón para dar lugar a lo que sigue. El humo elevándose como plegaria. Todo se transforma.

Antorcha Primigenia.

Mundo primitivo y natural,
inocencia de niño
y salvaje agresividad,
red que te recorre como
un libro proyectando siempre
el mismo lenguaje,
tus raíces profundas,
tu estado de pureza,
tu camino que bien podría referirse
a la búsqueda de un poeta,
antorcha primigenia
develando siempre tu vertiente de verdad.

Lucha original,
pequeños poemas en rocas
que parecen dirigir el aire,
versos esenciales
en la unión de los contrarios,
si un abismo entonces retrato,
si una marea posible de lo fugaz,
artista, mira tus personajes:
decoradores y viejos paisajes,
realidad y devenir histórico,
eres como una prueba testimonial
halago de esta poesía,
tu ritmo dado por tu tentación heroica,
tu grito articulado de silencios,
antorcha primigenia,
agudo sentimiento desesperado.

Tus tonos se rompen,
es la ironía de tu libertad,
tu pluralidad se debate entre
frágil y suave,
eres como esa curiosidad que surge
cuando llegada la noche,
si escribir un poco más,
si repetir el aislamiento,
antorcha primigenia,
tu tiempo se eleva como un espectador.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre.

Comparte esté artículo en: Facebook, Digg, Del.icio.us, StumbleUpon, Tweetea esto