Baño de luz

Cerámica con esmalte sobre base de madera y arena calcárea.
Base.

Baño de Luz

Alzo los brazos,
encierro toda suavidad
y cada golpe para amarte libre,
y te toco como a ese cuerpo
que siempre me ha esperado,
te miro despacio,

¡querido amor eres como un pájaro!
Una flor que viaja en mi sangre,
un ocaso que inventan las manos,
¡yo te amo mi estela invisible!
Un solo sonido de tu alma
es un baño de luz.

Te pareces a una palabra
donde guardar los ojos,
al amor que invade al otoño
y declina en ternura
que algunos llaman hojas,
te busco incesante de libertad,
te espero muchacha en mi balcón,

¡querido amor eres como una
harapienta nostalgia!
Una tarde íntima contigo
es una cama deshecha,
hacer el amor a medianoche
una rosa intermedia,
un libro de nosotros mismos en transparencia,
el amor nos convierte en un baño de luz.

Es un oleaje del sol lo que pasa,
una luna que dura lo que el lecho,
es un nombre de una mujer
y un hombre en un desierto,
es todo menos el pensamiento,

y un baño de luz nos habla en voz baja
descorriendo la belleza.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre

Comparte esté artículo en: Facebook, Digg, Del.icio.us, StumbleUpon, Tweetea esto