Desdoblamiento

Bronce a la cera perdida sobre basede mármol.
46 x 28 x 14 cms.
Base 26 x 16 x 4 cms.

 

Entre luces y sombras nos vamos reconociendo. Para un mayor autoconocimiento de nuestras capacidades y alcances, es necesario desdoblarnos. Una vez que tenemos puesta la mirada en nosotros mismos es necesario validarnos y reconocer nuestros potenciales de luz. La luz nos habita y nos forma como un telar.

Desdoblamiento.

Es como si meditaras,
como si te pintaras
escribiéndote y otra vez,
como si reflexionaras
sobre la soledad y la libertad,

y te desdoblas aludiendo
al poeta y al escultor,
y te desdoblas en segunda persona,
y te desdoblas como el propio autor
a su obra en sí.

Es como si un extraño mecanismo
te conectara entre el pasado y el ahora,
como si el futuro te repartiera como hojas
desprendiendo aroma a nosostros,
como si merodeáramos frente a frente,

y me desdoblo en esta hora inocente
en el umbral de tu mirada,
y me desdoblo sin poder explicarte con palabras,
y me desdoblo partiendo desde tu puerto,
llevándome,
llevándote.

Es como si un monólogo y un diálogo
siguieran siendo eso,
un diálogo y un monólogo,
corazón de la misma arboleda,
y te desdoblas como rota en mil ojos,
y me desdoblo para poder darte un rostro,

es como si el centro de este poema fuese otro poema,
y su centro otra ausencia,
y su centro otras letras y así,

y te desdoblas sin fin a mi caída,
y me desdoblo no viendo otra cosa que a mí mismo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre.

Comparte esté artículo en: Facebook, Digg, Del.icio.us, StumbleUpon, Tweetea esto