Resquicio

Cerámica con esmalte.
25 x 38 x 34 cms

 

Por un orificio entra la luz, por un resquicio la iluminación. Es por la coronilla que recibimos la luz,  por la parte superior sale el brote de la planta, se yergue recto hacia el cielo. Se  rompen estructuras limitantes permitiendo el impulso hacia arriba.

Resquicio.

Me pregunto
¿y si hay un resquicio?,

Porque te quiero
y sin más te pienso,
porque mis ojos abiertos
defienden la alegría de tenerte,
porque te miro y el mirarte
es el principio,
porque aunque estás lejos,
tu amor es mi centro.

¿Y si el resquicio fuese
una voz entre voces,
una bisagra?,
porque un pedacito tuyo
es mi mayúsculo derecho,
porque el tiempo se hace de escalas,
y cada peldaño es como un árbol nuevo,
porque te espero,
aunque no creo que vengas
pero igual te espero.

¿Y si el resquicio
no pueda pensar más que en ti?,

¡no te salves,
no quieras evitarlo,
llénate de mi alma!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre.

Comparte esté artículo en: Facebook, Digg, Del.icio.us, StumbleUpon, Tweetea esto